lunes, 19 de diciembre de 2011

Draconian

Cuando los amantes lloran



Cuando una sinfonía que rezuma el romanticismo más elemental y profundo, acicalada con ese envolvente sentimiento melancólico al que alude una voz de diáfana pureza y suave trascendentalidad se le une el desgarrador alarido de un corazón moribundo que ansía lo deseado, reclama lo desposeído y llora lo perdido, profiriendo un terrible lamento que nubla el entendimiento y marchita el alma, tenemos la lírica de Draconian.


Nunca hubo duda, pero el que la poseyera, tendrá que comenzar a desacreditarla y despreciarla, de que en Escandinavia, concretamente en Suecia en este caso, la pasión es menos intensa que en otras latitudes, quizá por su climatología, tal vez por el carácter de sus gentes. Pero no es así, especialmente cuando tus sentidos son invadidos por el sincretismo musical de esta banda, que conjuga armoniosamente dos géneros que podrían estar perfectamente enamorados entre sí, pues su complicidad y su concupiscencia al enlazarse en musicalidad es cualitativamente abrumadora: se trata de la delicada elegancia y el oscuro romanticismo del Gothic Metal junto a la opresiva densidad y el funesto apasionamiento del Doom Metal. Incluso, si se trata de etiquetar malsana y absurdamente, podríamos incluso englobarlos dentro de ese subgénero que algunos puntillosos han querido denominar Beauty & the Beast, cuyos pioneros fueron los legendarios Theatre of Tragedy, que dejaron una tortuoso sendero que muchos otros, desde entonces y hasta la actualidad, se han aventurado a seguir.


Amor y odio, sosiego y ansiedad, suavidad y crudeza, claridad y oscuridad, son elementos que se precipitan en cada uno de los discos y canciones del grupo, como si se tratara de uno de los exponentes del paradigmático Sturm und Drang alemán, pero contemporáneo a nuestros días y expuesto a la miríada de influencias de toda índole que la música absorbe como una insaciable esponja de mar. Es por esta razón, precisamente, por la que Draconian puede plasmar esenciales sentimientos y las más primordiales emociones en una misma canción.


Desde que comenzaron su carrera bajo este nombre, editando sus primeras demos, allá por 1994, han ido escalando en el género alentados por esa necesidad de mostrar que el gélido abrigo que les rodea es meramente atmosférico, y que con arrebato y poesía pueden deshacer cualquier superficie helada, aunque ésta escarche el corazón. Temas como Seasons Apart, The Cry of Silence, Silent Winter, The Solitude, Earthbound, A Scenery of Loss, The Gothic Embrace, Forever my Queen o la hermosa Akherousia son evidentes plasmaciones de lo que la música puede emanar, cuando es manipulada por manos expertas y dedicadas.

Su último disco, datado en 2011, A Rose for the Apocalypse, puede que el mejor hasta la fecha de su discografía, junto con Turning Season Within, es la culminación de esta progresión lírica, perdiendo velocidad y contundencia pero ganando en oscuridad y profundidad, en la que los protagonistas son la exquisita composición, la cuidad producción y, por encima de todo, esos deliciosos duetos entre los dos vocalistas, que son el alma de este grupo, y que interpelen magistralmente a la desolación, la tragedia, la aflicción y el amor eterno. Además, y como gusto personal, han agregado una serie de elementos instrumentales progresivos, en clara influencia con sus paisanos Opeth o Katatonia, que han terminado por convencerme para afirmar, sin reparo, que es uno de mis grupos predilectos.



Más no he de agregar, pues mucho he comentado, cuando lo que principalmente debería hablar es su música... una música que todavía no he tenido la oportunidad de saborear en vivo, pero que pronto haré, ahora que tengo a alguien con quién vivirla, sentirla y soñarla como se merece...

Cuando los amantes lloran... es porque amor es lo que padecen.

DISCOGRAFÍA

Where Lovers Mourn (2003)
Arcane Rain Fell (2005)
The Burning Halo (2006)
Turning Season Within (2008)
A Rose for the Apocalypse (2011)

MIEMBROS

Lisa Johannson: vocalista femenina de voces limpias
Anders Jacobsson: vocalista masculino de growls o voces guturales y principal compositor de la banda
John Ericsson: guitarrista
Daniel Arvdisson: guitarrista
Jerry Torstensson: batería
Fredrik Johansson: bajo
Elena Andersson: teclado

VIDEOTECA

DRACONIAN - AKHEROUSIA
(Where Lovers Mourn)


DRACONIAN - THE SOLITUDE
(Where Lovers Mourn)


DRACONIAN - SHE DIES (The Burning Halo)


DRACONIAN - SEASONS APART (Turning Season Within)


DRACONIAN - THE LAST HOUR OF ANCIENT SUNLIGHT (A Rose for the Apocalypse)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada